miércoles, 23 de julio de 2014

El camino de cada día

Nuestra vida depende más del sabor que, de otra cosa, por consiguiente también dependemos del carro de la compra...
De poesía, apenas queda nada en nosotros y nuestra prosa es por desgracia bastante vulgar y demasiado repetitiva...
Cada semana o cada día, hacemos el mismo camino, en busca de lo que; desde tiempo inmemorable han buscado los humanos y me sabe mal decirlo, pero los animales hacen lo mismo...
No nos queda poesía, para comprender lo gratificante que puede ser la vida, sin inquietarse...

No hay comentarios:

Publicar un comentario