domingo, 18 de julio de 2010

Lo que callamos

Cuando todo queda por decir, nos sentimos defraudados con nosotros mismos...
Y es que a veces hablar es ya saber que nadie escucha...
Sin embargo, cuando todos callan para oirnos, no decimos ni la mitad de todos nuestros argumentos, muchas cosas quedan para el  regusto personal...
 Los detalles, las verdades y las mentiras se quedan en  nuestro interior, formando un denso poso...
En el interior están las respuestas a muchas preguntas y a la superfície sólo se asoma lo básico...
Lo nuestro es convivir con largos intervalos de silencio, saboreando a nuestra manera los acontecimientos...
En lo secreto está la maravilla de la personalidad humana...
Lo que callamos es nuestro, sólo nuestro...
Es un lugar donde no necesitamos palabras.

domingo, 11 de julio de 2010

Amor

Era tan olvidadizo que se olvido de amar...
En realidad su vida era un continuo olvidarse de todo...sin embargo su memoria rozaba la perfección...
Sabía con precisión los colores del gran lienzo que pintaba , iguales a los del paisaje de su niñez.
Los colores iban dando forma a sus recuerdos con una precisón admirable...
El amor era tan sólo algo sin demasiada importancia.
Y pensaba que, en la vida hay tiempo para todo y el amor puede esperar...
Y olvido que el amor es frágil...
Por eso el pintor de nuestra historia no pudo acabar el lienzo, es que sin amor se esfuman los colores y huye la inspiración...
Años después, cuando se acordó de amar  pudo terminar el lienzo...

sábado, 10 de julio de 2010

El puente

El viejo puente de piedra que cruza el rio nos suguiere cruzarlo y avanzar por ese sendero que se pierde en la espesura...Pero nos sentimos indecisos ante el temor de caernos a este rio de aguas turbulentas...Se nos hace tarde y está anocheciendo, estamos atrapados entre el miedo y la indecisión...
Sabemos que al otro lado del puente algo o alguien nos espera...Sabemos asimismo que las cosas tienen un valor relativo, mientras que los seres humanos son fundamentales...
Cuando damos ese primer paso para ir al encuentro de los demás, el horizonte se ensancha de una forma irresistible...
En la vida, cruzamos muchos puentes, donde la duda y el miedo pueden convertirnos en lo que en realidad no somos...
Para poderse abrazar, hay que cruzar todos los puentes, arriesgarse y dejar atrás los prejuicios...
La felicidad nos viene de la osadía de ser valientes, así sin más...

martes, 6 de julio de 2010

La buena sombra

Estamos en un desierto, donde la arena y el viento conviven en perfecta armonía...El gran mar de arena es interminable y los horizontes imposibles de alcanzar...
Dejarnos morir parece lo más razonable, pero luchar por sobrevivir es sin duda heroico...
Buscar una sombra en medio de ese mar de arena es sólo un espejismo...
Sin embargo, el desierto es un lugar  necesario al hombre...
La mente vacía es una experiencia única, semejante al desierto, donde sólo el horizonte es un mudo testigo en nuestra busqueda de hallar una sombra capaz de darnos cobijo...
La buena sombra espera en los caminos, en las calles de la ciudad...
Nuestro desierto particular está hecho de largos tramos de soledad y silencio...
La buena sombra es aquella que nos hace sensibles, que nos regenera y fortalece, para que sigamos avanzando...

jueves, 1 de julio de 2010

Los árboles

Las raices son para los árboles, la vida...
Los humanos echamos raices ahí donde vivimos , formando un extenso entramado comprendido no sólo por la familia sino por amigos, conocidos e incluso desconocidos...
El hombre a igual que el árbol echa sus propias raices...
Los árboles más corpulentos también sucumben a las grandes tormentas y son arrancados de la tierra donde se asientan, otros mueren en tiempos de sequía, mientras otros son talados por la mano del hombre para construir, po ejemplo, una autopista...
El ser humano experimenta a lo largo de su vida grandes tormentas, ya sean económicas, morales o físicas...
También el hombre sufre profundas mutilaciones: separaciones dolorosas, familias rotas...
Habría que pensar en esos seres humanos que vagan por el mundo sin una raiz que los sostenga...
Defendemos la vida de los árboles...
¿Pero, quién defiende al hombre?