jueves, 2 de agosto de 2018

Lejos muy lejos

Poco a poco te adentras en el desierto. La noche te persigue y la arena va borrando las huellas...
Paso a paso vas en busca de una luz nueva. Lejos muy lejos, la niebla se disipa con el viento y la oscuridad se va desvaneciendo...
Quizás te sientas cansado y viejo...
Mientras seas un peregrino siempre estarás huyendo de ti mismo y seguirás buscando; los nuevos cielos y la nueva tierra...

No hay comentarios:

Publicar un comentario