martes, 17 de julio de 2018

Drones

Todos los padres nos volvemos niños, cuando vamos con nuestros hijos y no ir con ellos aumenta el peligro de volvernos viejos...
A veces conviene sentirnos libres y disfrutar de la sorpresa de la levedad, dónde nada nos pesa...
Y esta es una empresa, que requiere optimismo y aunque el jefe nos vea , saber reírnos quizás no de él , pero si de nosotros mismos...
Nuestros hijos son los drones, que nos llevan en volandas al parque de atracciones y si no fuera por ellos, hace tiempo que seriamos viejos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario