martes, 10 de abril de 2018

Tú y tus problemas

Ahí estás, con tus problemas de siempre...
Has subido por la misma montaña una y otra vez, cuando la solución no estaba en la cima, sino en la ladera...
Quizás deberías coger; un camino llano, siguiendo el curso de un río y ahí mirando tu rostro en el agua, quizás halles la respuesta a todos los problemas y es que, los problemas al mirarlos cara a cara, dejan de ser lo que son...
Sin saberlo o reconocerlo, tú puedes ser el problema del problema...
Te conviene contemplarte una y otra vez, sin buscar más dificultades, porque la simplicidad es una herencia de gran valor y muy poco usada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario