martes, 17 de abril de 2018

La huida

La rutina y el cansancio nos llevan casi siempre a: una huida, ya sea a la acera de enfrente o dos calles más abajo e incluso tenemos necesidad de viajar a la selva humanizada, de ese bosque cercano al hogar, que dicho sea de paso; de selva no tiene nada...
En esa selva , imaginamos y casi visualizamos esa otra huida, de la fauna...
Los animales del bosque, huyen de nosotros nos ven como intrusos o como reclusos escapados de la cárcel, que es la ciudad...
Animales y humanos siempre huimos y lo curioso es; huir de los otros y de nosotros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario