viernes, 23 de marzo de 2018

Viajeros

Igual que en la naturaleza, los hombres también pasamos por: otoños, inviernos y primaveras. La vida se nos pasa en las salas de espera de: miedos, tristezas y alegrías y nunca permanecemos en una concreta...
Somos viajeros en las ideas y no podemos decidir por nuestra cuenta lo de llorar o reír porque: nuestro tren personal pasa por demasiadas estaciones y en ellas nos esperan las emociones, la vida de otros hombres, los amigos, los hijos, el amor y el desamor, las realidades, los sueños, la alegría y el dolor...
Cada estación es una duda, por eso nuestro equipaje apenas sirve para este largo viaje...

No hay comentarios:

Publicar un comentario