sábado, 31 de marzo de 2018

Una sana costumbre

Caminar y dialogar es una vieja costumbre, muy sana para el cuerpo y para el alma...
Hay que tener en cuenta las quejas de nuestro cuerpo a la hora de mover el esqueleto, porque el siempre prefiere la comodidad...Habremos de buscar ese camino, dónde sentirnos unidos a la arboleda y al río y de ellos nos llegará la fuerza nueva, que  tanto necesitamos. Lejos de la rutina, que de tanto vivirla se ha vuelto vieja y lo más importante en la vida es: nacer cada día....

No hay comentarios:

Publicar un comentario