jueves, 25 de enero de 2018

Si a veces...

Si a veces vamos riendo es posible, que al mismo tiempo nuestra alma esté llorando o sufriendo...
Es ahí dónde te cruzas con el dolor de tu universo y ansia de dar una oportunidad a tu estado personal...
La sensibilidad puede adoptar la pose de fortaleza para proteger nuestro interior y buscamos al optimismo, estando al mismo tiempo en un abismo...
No puedes negarte a la sensibilidad, donde reír y llorar es una necesidad...
El edificio interior necesita de tu personalidad y cada día habrás de comprobar si las ilusiones están en su lugar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario