martes, 29 de julio de 2014

Sensaciones...



Si buscas nuevas sensaciones, no necesitas ir demasiado lejos, porque: el hombre es una rareza que, puede dejarte perplejo...
Si lo más fácil es ser agua clara, desengáñate, los seres humanos (no digo todos) son charcas de agua estancada, donde no se vislumbra el fondo...
El hombre, esconde lo más hermoso que tiene; sus verdaderos sentimientos y adopta poses que, no le van...
Las imitaciones hacen del ser humano un actor con tanto maquillaje que, nunca se sabe cual es su verdadero rostro y si a eso añadimos la ocultación de su esencia personal, el resultado es una mezcla de todas las imitaciones posibles...
En muchas charcas opacas que nos rodean, las ideas quedan estancas...
Llegados a este punto, pocos pueden pretender conservar la transparencia de la exclusiva personalidad y es que, el patrón humano es un repetitivo modelo...
Las charcas humanas, se suceden en el paisaje infinito, ya no digo de la tierra, sino del Universo porque: es en las estrellas donde el hombre busca la solución a todos los fracasos de la tierra...
Lo ideal sería: ser agua transparente para reflejar el azul de nuestro cielo personal, porque: en nuestra tierra, ya no queda cielo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario