martes, 17 de agosto de 2010

Tras el muro

En el jardín había un muro de considerable altura...Tras él, se escondia un mundo misterioso que me tenía en vilo...
Los susurros que tras él se escuchaban eran como de risas contenidas, pisadas que se desvanecían y un extraño rumor de palabras...
Sólo después de largo tiempo, supe que tras aquel muro, la vieja casa estaba deshabitada y los sonidos eran fruto de la imaginación...A partir de entonces el único sonido fue el del silencio, que dicho sea de paso: el silencio es un continuo vaivén de sonidos y rumores...
La imaginación es tremendamente peligrosa y aunque con ella podemos alcanzar el sexto cielo, también podemos bajar al infierno de las dudas y los miedos...
Nuestro oido es, a veces, engañoso y nuestra imaginación demasiado exaltada...
En la vida hay demasiados muros, imposibles de escalar...
Mejor huir de ellos...

jueves, 12 de agosto de 2010

El laberinto

Estamos en un laberinto, donde se nos promete una incógnita constante...
Vamos preparados ante lo imprevisible...
Al poco nos damos cuenta de que el silencio nos pesa demasiado y el desaliento se insinua descaradamente y a cada paso nos pesa más el cuerpo...
Sin duda nos hemos perdido, pero todo y así tenemos la suerte de llevar una bolsa con bocadillos variados,
agua y como no, toda clase de chuches...Y en el bolsillo llevamos la herramienta de salvación: el móvil, ese artilugio para casos de urgencia (y no urgencia)...Pero en el laberinto no hay cobertua...
Hay que buscar soluciones para nuestros miedos,soluciones para la soledad, soluciones para cuando nos perdemos a sabiendas de ello. El móvil puede ayudarnos pero muchas veces no nos dará una solución...
¿Cómo se las apañaba la gente de años atrás, cuando no existia el móvil...?

miércoles, 11 de agosto de 2010

Nuestra luz...

Cuando amanece y las farolas de la calle se apagan, hay una luz que jamás languidece, es la luz de la que somos portadores...
Su resplandor apenas es visible, pero su fuerza es arrolladora...
Podemos ser capaces de cambiar  las circunstancias a poco que nos lo propongamos...Y es que, el ser humano puede hacer de lo imposible algo tangible...
Hay que levantar la voz, hacer valer nuestros motivos, despertar a los que duermen y hacer uso de la valentía...
Proponerse un fin es llegar a él...
Se nos cerrarán muchas puertas pero otras se abrirán y no hay camino que no pueda ser andado, ni horizonte que no se pueda alcanzar...
Nuestra luz es única, capaz de brillar en medio de la más profunda oscuridad...
Si otros esconden su luz, hagamos que la nuestra sea capaz de grandes cosas...

domingo, 8 de agosto de 2010

El hombre objeto

Los dias de mercado eran días de gran animación...A primeras horas de amanecer se rastrillaba la gran plaza y se colocaba una tarima...Los asientos estaban reservados para los adinerados del país, que acudian como moscas a la apetitosa exhibición...Los esclavos; hombres y mujeres eran colocados  a la vista para que fueran comprados para uso y disfrute...Eran poco menos que objetos sin valor...
En los campos de concentración cada hombre y cada mujer eran simplemente un número, eran un objeto del que poder deshacerse...
En los campos de refugiados cada hombre es un número, es un objeto sin demasiada importancia...
En el mundo civilizado (o sea, el nuestro) todos estamos catalogados y fichados, somos y nunca mejor dicho, hombres objeto...
Valdría la pena pensar en lo poco que nos importa ser seres humanos y el poco interés que se tiene de ser simplemente un objeto...

sábado, 7 de agosto de 2010

La luz

La luz es seductora y nos sentimos atraidos por ella...
La vida gira en torno a la luz...
En el amanecer, la luz va surguiendo poco a poco y a veces la niebla juega incansable con los primeros rayos del sol...
La luz se convierte en un ladrón, colándose por las rendijas y su resplandor se multiplica ante el espejo...
La luz crea en el bosque largos caminos, que nos llevan a la suave penumbra de los árboles...
En el corazón humano también habita la luz...El amor es una luz muy potente, capaz de deslumbrar...
Las ideas, la sabiduria, la imaginación, también son luces...
Sería hermoso ser un espejo donde nuestra luz se multiplicara hasta el infinito...